Relatos sexo madre hijo

Espero que no me juzguen.

comiendome a mi hijo

Empezaré hablando un poco de ambos. Vivimos juntos los 2. Y pensé que sería lógico que me hijo se fijara en mi, despues de todo soy la mujer mas cercana q tiene y soy bastante atractiva.

Así que deje que lo siguiera haciendo al menos por un tiempo. En ese tiempo puse mas atención en su conducta conmigo, note por ejemplo, que me veía el escote muy seguido, o se volteaba a ver mi culo, incluso que me sacaba fotos. Y no conteste me pregunto otra vez y me dijo que si la estaba ligando y le dije con la cabeza que si,me toco la punta como para alzarlo,mirarlo y tenia liquido saliendo de la punta y se miró la chocha y se chequeo si tenia mi liquido y tenia en el clítoris y me pregunto que quieres ver ésto?

Iniciar sesión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

http://grandaday.co.uk/lacyn-trabajos-en.php

Madre e Hijo | RELATOS PORNO

Comparte esto: No dejaba de mirarlo a los ojos mientras lo hacía. El desesperado cerraba los ojos para no encontrarse con los míos y eyacular. Yo le daba sexo oral con una pasión desenfrenada. Yo después me enfoque en sus testículos. Estaban rebosantes en sudor y olor a orina y el olor de su ano me llegaba hasta la nariz.

… Más historias Eróticas…

Por el calor y todo lo que duramos sentados olía muy fuerte. Ese olor despertaba mi libido sexual y comencé a comerme unos huevos revueltos con chorizo. Me metía los testículos enteros en la boca y los meneaba con mi lengua dentro de mi boca.

El gemía como loco y después cambiaba y le daba mi garganta hasta casi tragarme todo su pene descomunal. Con cada penetración de su polla me arqueaba queriendo vomitar. Su pene rebasaba sin problemas las fronteras de mi garganta y la hacía suya sin titubear. A punto de la asfixia le golpee el vientre con mis manos y él lo saco.

La saliva que se acumuló para lubricar su entrada, salió de mi boca cayendo en la alfombra de aquella sala. El me tomo de nuevo del cabello y me tiro en el sillón. Me puso en cuatro y se lamio la mano y la froto un par de veces contra su polla. Casi sentía que me lo arrancaba y gritaba de dolor y placer al mismo tiempo.

admin